Acción Internacional por Milagro Sala

La coordinadora de organizaciones sociales y políticas –están todos los organismos del Movimiento Humanista– que exigimos la libertad de la dirigente social Milagro Sala, primera detenida política en la provincia de Jujuy, Argentina, ha dado a conocer un texto solicitando auxilio internacional.

“Estimados compañeros/as: les solicitamos vuestro apoyo a la lucha por la libertad de nuestra detenida política, compañera Milagro Sala y sugerimos el envío de copia a las Cancillerías o Ministerios de Relaciones Internacionales para que reclamen ante el gobierno Argentino. La solidaridad internacional, una vez más será fundamental en este aspecto central de la lucha del pueblo argentino. También será útil enviar copia a la Organización TUPAC AMARU; al correo de la compañera Rosario Rossen (rodassen@yahoo.com.ar), responsable de salud de la Túpac.

“Adjuntamos una nota del Dr. Eugenio Zaffaroni. Ex juez de la Corte Suprema, actual integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

PETITORIO de LIBERACIÓN a MILAGRO SALA

Los abajo firmantes pedimos la inmediata liberación de la parlamentaria Milagro Sala, PRESA POLÍTICA del gobierno de la provincia de Jujuy (argentina). Exigimos que se respeten las garantías del DEBIDO PROCESO, y los derechos más elementales de la Justicia, como el derecho a la DEFENSA y el principio de INOCENCIA entre otros. Su detención desde un principio plagada de irregularidades, así como las imputaciones a las que está siendo sometida, no hacen más que evidenciar una PERSECUCIÓN POLÍTICA hacia una dirigente que se encontraba ejerciendo el derecho a la protesta social y la defensa de los derechos de los trabajadores.

Por Raúl Eugenio Zaffaroni *
“A veces se hace necesario recapitular y explicar. En el caso de la detención de Milagro Sala, que va adquiriendo la dimensión de un escándalo institucional sin precedentes en los treinta y dos años de vida constitucional continuada que por suerte tenemos, es menester hacerlo, aunque la explicación requiera meterse en cosas algo técnicas, pero que el público debe conocer.

“1) La detención la decide una Justicia cuya cabeza –el Superior Tribunal de la Provincia– se amplió en una sesión nocturna de la Legislatura. Dos de los diputados del oficialismo que votaron la ampliación fueron de inmediato nombrados jueces del Superior Tribunal “autoampliado”. Estas cosas no las hizo ni Menem en sus mejores tiempos, pues no se puede negar que en general fue mucho más prolijo.

“2) Se la detiene por orden de un juez que, de inmediato, pide licencia. La imputa por el delito del art. 194 del código penal, es decir, por “impedir, estorbar o entorpecer el normal funcionamiento de los transportes por tierra”

“Este artículo fue introducido en 1968 por una ley “de facto” de Onganía, sin indicación de fuente ni referencia a derecho comparado, y reemplaza el antiguo texto original del código que penaba el levantamiento de rieles ferroviarios. El mismo artículo requiere que no produzca “peligro común”, o sea, riesgo de catástrofe, porque en tal caso configuraría un delito contra la seguridad pública. Pero esto no significa que no requiera la producción de algún peligro, dado el antecedente del “levantamiento de rieles”.

“No se trata de penar una simple molestia que puede ser motivo de una contravención provincial o municipal, sino cualquier peligro que no sea de catástrofe, pero que en el caso debe ser de vida o integridad física de alguien, porque levantar un riel de ferrocarril puede no producir el riesgo de una catástrofe, pero siempre implica un cierto riesgo para la vida o la integridad de alguna persona.

“En este caso no hay riesgo alguno para nadie, porque lo único que se perturba es el transporte urbano, que deberá circular por otras arterias.
“Aplicar literalmente el texto del artículo 194, sin tomar en cuenta el derecho a la protesta pública, considerando que toda reunión de personas perturba de alguna manera la circulación de personas y vehículos, implicaría cancelar el derecho constitucional de reunión y de petición colectiva.

“Pero la perturbación del tránsito urbano no la produce Milagro Sala, sino miles de personas. Aun cuando esos miles de personas de reúnan en las aceras, obligarían a los transeúntes a circular por las calzadas y, por ende, perturbarían la circulación y estarían cometiendo un delito.Esto es así porque el cuerpo de cada uno de nosotros ensucia o molesta, perturba, y muchos cuerpos juntos más aún, pero los humanos, individual o colectivamente, hasta hoy y en esta tierra, no podemos prescindir de nuestros cuerpos.

“Tomar literalmente este artículo implica, pues, prohibir la reunión de personas.

“3) Como esto es bastante endeble, se le imputa el delito de “sedición” del artículo 230, que se comete cuando “una fuerza armada” o “reunión de personas” peticiona a nombre del Pueblo.

“Siempre se entendió que cuando se trata de una reunión de personas debe haber por lo menos una amenaza de violencia, es decir, un peligro análogo al de una “fuerza armada”, porque de lo contrario deberían ser procesados todos los políticos que en sus mítines de campaña invariablemente hablan en nombre del Pueblo.
“Se pretende agravarlo porque hay niños, aplicando el artículo 41 del código, que agrava la pena de quien se vale de un menor para cometer un delito, pensado en general para el robo. De este modo, un signo de “no violencia” lo convierten en una agravante.

“4) Como se considera que todo esto es delito y Milagro no cesa de apoyar la protesta pública, se la considera incursa en “instigación pública a cometer delitos” (art. 209 del código), o sea, en definitiva, sería una instigación pública a cometer “no delitos”.

“5) Cuando todo esto se viene abajo y se la excarcela, se le imputa de inmediato “administración fraudulenta” (art. 173 inc. 7º) y de este modo sigue presa, pero como ese delito tiene una pena máxima de seis años, es excarcelable (creo que casi nadie sufre prisión preventiva por este delito en el país).

“Para evitar la excarcelación por el nuevo “delito”, se le imputa “asociación ilícita” (artículo 210 del código). La asociación ilícita se consuma si tres o más personas, aunque sea en una noche de borrachera, se ponen de acuerdo para cometer “delitos”, sin que luego hagan nada. Obviamente, esto, interpretado literalmente, es inconstitucional, al menos en delitos que no sean de genocidio, terrorismo o algo parecido.“Es sólo un acuerdo y está muy lejos del primer acto de tentativa de cualquier delito. Además, con la interpretación literal, la pena es irracional: el simple acuerdo para cometer hurtos en tiendas (pena de un mes a dos años del delito consumado) tiene una pena de hasta diez años, aun cuando ni se intente ningún delito de hurto.

“Todos sabemos que el art. 210 (asociación ilícita) no es más que un instrumento que sirve para que en la instrucción se niegue la excarcelación, aunque luego no se llegue a ninguna condena.

“En nuestro código originario de 1921 tenía una pena muy leve, pero en 1974, con motivo de la violencia política, se la aumentó y eso quedó y hasta se empeoró.
“Además, como si todo esto fuera poco, no es posible negar que la genealogía de la asociación ilícita se remonta a los tiempos en que la huelga era delito, como instrumento de represión contra los sindicatos. No decimos nada nuevo con esto, por cierto. Sólo recapitulamos la lógica retorcida, antijurídica y republicanamente inconstitucional con que se maneja este verdadero secuestro legalizado.

“Si Milagro fue o no prolija en el manejo de fondos y eso quiere investigarse, que se lo haga, pero legal y constitucionalmente, en un proceso con jueces imparciales y no con parientes y correligionarios y, mientras tanto, que se la excarcele, como se hace con todos los procesados por ese delito.

“Este festival de bochornosas aberraciones penales, de inventos pseudojurídicos sin mucha imaginación –por cierto–, es escandaloso.

“A todo lo anterior, no es posible omitir algo que llama la atención: Milagro es diputada regional y, por ende, tiene fueros que no impiden el procesamiento, pero sí la detención.

“No es cierto que esos fueros son “inconstitucionales” porque no se pueden crear por ley, dado que en este caso no están creados por ley sino por un tratado internacional que compromete al Estado Argentino.

“Como aun en medio de los trances más dramáticos no podemos caer en la tristeza ni perder el humor, me permito reprocharme como profesor de derecho, que he reprobado a muy pocos alumnos. También, ya que estamos y de paso, me permitiría sugerir a los jueces “creativos” que exploren otras posibilidades: quizá pueda pensarse que toda reunión de personas es contaminante y apelar a alguna figura de protección del medio ambiente. Pero por las dudas les advierto que no existe ninguna figura de “aborto calificado por escalamiento”.

* Ex juez de la Corte Suprema, actual integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Macri no sabe: tampoco piensa y, menos aún, estudia.

“Cada año a finales del mes de enero, 1.000 ricachones de la élite global se reúnen en las pistas de esquí alpinas de Davos (Suiza) para planificar estrategias con el fin de ganar aún más dinero y de convencer al mundo de que son tipos simpáticos” Informa http://www.notienred.com/politica-davos-inversiones.html que el comentario anterior es “el arranque del vídeo viral que está dando vueltas al mundo que ofrece una visión alternativa sobre lo que realmente pasa en este foro económico.” Una visión sesgada -por supuesto- pero cercana a la verdad.

¿Qué es el Foro de Davos? Wikipedia ilustra: “El Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF) o también llamado Foro de Davos es una fundación sin fines de lucro con sede en Ginebra y es conocida por su asamblea anual.” Quienes participan deben pagar aranceles de distinto monto según sean empresas de mayor (“la empresa tipo” es la que factura cinco mil millones de dólares) o menor importancia; el mismo criterio se aplica para las “instituciones financieras”.

“Los asociados industriales provienen de una amplia variedad de sectores empresariales, entre ellos, construcción, aviación, tecnología, turismo, alimentos y bebidas, ingeniería y servicios financieros. Estas empresas conocen muy bien los problemas mundiales que más afectan a su sector industrial específico.
Asisten, además, políticos, representantes de academias, organizaciones no gubernamentales, líderes religiosos y los medios de comunicación. En total, cerca de 500 periodistas de medios de comunicación en línea, prensa, radio y televisión participan de la Asamblea Anual.”

La crítica reiterada es que se trata de un ámbito que sólo sirve para atar negocios y no se discuten temas de importancias o, si se los trata, es desde el punto de vista de los negocios.

Fondo Monetario Internacional. Una de las principales decisiones de la delegación argentina fue someterse voluntariamente al Fondo Monetario Internacional (FMI). La agencia Bloomberg fue la primera en informar, el 20 de enero, que el ministro de Economía (hoy, en lenguaje neoliberal es “Hacienda y Finanzas”) se reunió con Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, para discutir la reanudación de los lazos entre Argentina y el organismo de crédito. Prat Gay concedió que permitiría la revisión de la economía argentina desde 2006, año en que Néstor Kirchner canceló las deudas con el organismo y rompió con él, en una medida reclamada por el partido Humanista desde 1984.

La intromisión del FMI incluye conversaciones con legisladores, empresarios y sindicatos y “recomendaciones” de cuya observancia depende la calificación del FMI sobre la economía del país.

Macri se atribuye logros ajenos. A su regreso de la ciudad suiza de Davos, donde Macri se sometió voluntariamente a los dictados del FMI buscando préstamos para negocios en obras de infraestructura, el presidente argentino se adjudicó haber conseguido inversiones que ya había anunciado la anterior presidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2015. Se trata de 600 millones de dólares que Renault ya tenía previsto para la producción de tres modelos de pick-ups en su planta en la provincia de Córdoba. Otro tanto sucede con 1000 millones de dólares que Coca Cola había decidido invertir en los próximos cuatro años.

Estas inversiones que ahora Mauricio Macri intenta apropiarse fueron difundidas por la agencia oficial Telam el 7 de abril de 2015 precisando que no es sólo la firma francesa (como dice Macri) sino también la japonesa Nissan. En aquel momento dijo la presidenta CFK: “La automotriz Nissan comenzará a producir en el país tres nuevos modelos de pick ups destinados al mercado local y a toda Sudamérica, en la planta que la firma Renault posee en la localidad cordobesa de Santa Isabel.” Estaban presentes el director general de Renault en Argentina, Thierry Koskas, y el presidente de Nissan para América Latina, José Luis Valls.

En cuanto a la empresa Coca Cola se trata de dinero que ya comenzó a aplicarse en una nueva planta de embotellado de productos, en construcción en la provincia de Corrientes y en otras diversas obras para los próximos cuatro años. Nada nuevo.

Otra muestra de que Macri no sabe de qué habla y su famoso equipo de asesores lo inducen a error en forma permanente. Eso pasa porque no sólo no sabe: tampoco piensa y, menos aún, estudia.

 

Liberen a Milagro Sala

PARTIDO HUMANISTA

Buenos Aires, 16 de enero de 2016

Liberen a Milagro Sala

Los humanistas argentinos repudiamos la arbitraria e injustificada detención de Milagro Sala, dirigente de la organización social Túpac Amaru y parlamentaria del Mercosur. La privación de su libertad ocurrió hoy sábado 16 de enero al mediodía por orden de su encarnizado enemigo el actual gobernador de Jujuy Gerardo Morales, quien ordenó el allanamiento de su domicilio. Frente a esta y otras medidas no parece exagerado decir que en Argentina vivimos en Estado de Sitio ilegal y no declarado desde hace un mes.

A las 13:30 tuiteó: “En este momento la policía de Gerardo Morales me está deteniendo, esto es como en la dictadura. #Jujuy @SalaMilagro

Milagro se encuentra alojada en una celda común sin garantías para su seguridad personal y la policía mantiene un operativo cerrojo en torno al acampe de la organización en el centro de la ciudad, por lo que se teme un intento de desalojo por la fuerza

Morales -cuya familia se dedica al negocio inmobiliario y de la construcción- siempre ha sido crítico de la acción social de la organización Túpac Amaru que realiza obras a menor costo y con mayor calidad y ahora ha dado un zarpazo para descabezar a la organización a la par que maniobró para quitar su personería jurídica. Esta medida -efectivizada ayer- le impide a la Túpac participar de los programas estatales de viviendas y beneficios sociales. También se les han cerrado sus cuentas bancarias.

Los humanistas hacemos responsable de esta situación, en la que peligra la vida de una dirigente social opositora, al gobierno de la provincia de Jujuy y al gobierno nacional. Recordemos que hace pocas semanas, ante una falsa alarma Morales pidió el desplazamiento de gendarmes para protegerse de “eventuales disturbios” que nunca se produjeron pero que atribuía canallescamente a la Túpac Amaru. Esos gendarmes resultaron muertos en un penoso accidente debido al apresuramiento de Morales. Ahora deberían garantizar la vida de la dirigente detenida.

Advertimos al señor gobernador de Jujuy que este no es el camino del diálogo que nuestra sociedad necesita y reiteramos la exigencia de una rápida liberación de Milagro Sala.

Firman
Consejo Provincial de Buenos Aires y Consejos de base de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Otro nieto, más esperanza

Lo que sigue es una breve y emotiva reflexión de Leandro Sánchez,*un periodista de los buenos que vive en San Miguel de Tucumán. El blog está predeterminado para publicar con mi nombre y por eso aparece. No sé cómo quitarlo cuando difundo el escrito es de otra persona y tampoco se justifica porque es poco lo que publico de otros autores. Pero lo aclaro en esta introducción que, si me descuido, va a ser más extensa que la reflexión de Leandro.

Me asocio de este modo a la serena alegría que nos trae a los argentinos de bien el hecho de haber recuperado a un nieto más. Vamos todavía Madres y Abuelas. Cada día es una victoria.

“El amor no desaparece

“Cada vez que aparece un nieto renace la esperanza. Tengo para mí que más importante que la aparición es la renovación de la esperanza. Hay abuelos que se fueron sin encontrar a sus nietos, pero hasta último momento tuvieron la esperanza y esa esperanza se renovó cientos de veces, para ser más exactos, 120. ¿Qué sería de estos abuelos sin esperanza? ¿Qué sería de cada uno de nosotros sin la esperanza? Por eso hoy celebro la renovación de la esperanza. No importa quién sea el nieto o los abuelos. Lo importante es que su aparición renueva las fuerzas y saben los abuelos, que aunque ellos partan y no puedan abrazarlos, seguirán apareciendo, recuperarán su identidad y los conocerán aunque más no sea en una foto, sabrán de su búsqueda y aprenderán la lección más importante de su vida: que el amor no desaparece. Como tampoco desaparecen los nietos y nunca, nunca, desaparecerán las abuelas….

Leandro Sánchez
* Dirige la revista Capacitados

Argentina, 10 Días Después.

Argentina 10 días después. Parte 1

Ha sido una tradición periodística con arraigo de siglos que los balances de una nueva gestión presidencial en una democracia moderna, se realicen a partir de cumplidos los primeros cien días. No se ha perdido, sólo relativizado, porque no priva del comentario de las medidas recién tomadas cuando son resonantes o sorprendentes, ya sea por su contradicción con las promesas electorales o porque refutan dichos registrados por los medios de comunicación o por sus consecuencias. Eso en cuanto a las acciones; pero, además de hechos, hay conductas consentidas que pueden ser graves en cuanto arrollan principios pre-supuestos en una ideología. De todo esto hay en la nueva administración neoliberal de la Argentina.

Elegido por una magra diferencia el 23 de noviembre de 2015 y tras una pobre actuación al asumir su compromiso de gobernar el país (caprichos de vedette con la ceremonia de traspaso de mando, ridículo al contonearse -¿baile?- en el balcón de la Casa Rosada, al compás de una canción desentonada por la vicepresidente), el ingeniero Mauricio Macri comenzó a tomar decisiones ese mismo día 10 de diciembre. Estamos considerando, entonces, diez días (en lugar de cien) de medidas de un gobierno que comenzó a avanzar -ya veremos cómo- hacia una meta -improbable- de cuatro años.

En un comicio intachable para todas las fuerzas políticas partícipes, la alianza triunfante (“Cambiemos”) instaló a un conjunto heterogéneo encabezado por el jefe de una agrupación minoritaria de derecha (Propuesta Republicana -PRO) que contó con el concurso de la Unión Cívica Radical, un centenario partido de centro derecha con estructura en todo el país; un sector importante de peronistas ortodoxos antikirchneristas, Unidos por una Nueva Alternativa-UNA (Sergio Massa) y algunas expresiones minoritarias como Coalición Cívica (Elisa Carrió). Esa característica aluvional se tradujo en un programa donde alternaron las promesas originales de derecha con el discurso de la continuidad kirchnerista en materia social y en el mantenimiento como estatales de símbolos nacionalistas -YPF, Aerolíneas Argentinas- que primero habían sido amenazados de privatización.

Lo más destacable de las elecciones del 23N es que constituyen un hito en el afianzamiento de la democracia argentina. El presidente deberá gobernar -si quiere mantenerse en la línea “republicana”- conciliando intereses con un parlamento donde el ahora opositor Frente para la Victoria tiene mayoría y quorum propio en el Senado y primera minoría en la cámara de Diputados. Si quiere imponer su criterio sin diálogo deberá recurrir a los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU).

También, aunque cueste creerlo, puede recurrir al Poder Judicial, una columna del Estado dominada por magistrados de derecha que viene actuando con desprecio de la división de poderes. En los hechos ha impedido, ante el requerimiento de empresas concentradas, la vigencia de leyes aprobadas por el Congreso y avaladas por el Ejecutivo anterior. Casos paradigmáticos son la protección dada al grupo Clarín para permitirle que no se adecúe a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, popularmente llamada Ley de Medios (que obliga a reducir el número de empresas de comunicación que pueden asociarse), o impedir que el gobierno anterior nombrara reemplazos en la Suprema Corte de Justicia de acuerdo al procedimiento legal. Otra característica de esta “Corte” -solo le falta denominarse “Real”- es que sus miembros se fijan a sí mismos la remuneración de sus salarios y jubilaciones, la exención en el pago de impuestos, el carácter perpetuo de sus cargos, la impunidad que significa que pueden optar por jubilarse para eludir un juicio político por mal desempeño y otros. Privilegios irritantes e incomprensibles en un sistema republicano de división de poderes que no podrían mantenerse si fueran electos por voto directo del pueblo en comicios ordinarios, propuesta que los humanistas venimos formulando desde los años 80.

Argentina, 10 días después. Parte 2

No cabe duda de que estos últimos 10 días han sido prolíficos. Gran parte de los decretos -el Parlamento está en receso veraniego- han sido noticias escandalosas. Porque para obrar con rapidez y sin oposición, en este lapso el Presidente no ha convocado a las cámaras a sesiones extraordinarias y ha optado por la dudosa legalidad de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), harto opinables pero sin molestias opositoras.

Las protestas y cortes de la autopista Richieri (conflicto salarial en la empresa avícola Rasic Hermanos -productos Cresta Roja- el intento de cese de empleados en la Cámara de Diputados, el conato de despidos en la multinacional Techint, las concentraciones en defensa de la Ley de Medios, etc) han tenido un “nuevo” marco: la presencia policial, los carros hidrantes, el desplazamiento de tropas, cosas que no ocurrieron en los últimos 12 años. Ahora mismo el gobierno está considerando coartar las expresiones populares mediante una reglamentación disuasiva. Es que hay tal temor al pueblo que la muerte de 43 gendarmes en un vehículo desbarrancado por la rotura de un neumático, se produjo cuando eran movilizados en “prevención” de eventuales “saqueos navideños”, producto de la imaginación afiebrada del gobernador de Jujuy.

La sombra ominosa de la censura pende sobre la libertad de expresión del pueblo argentino, una constante en los gobiernos de derecha que pueden comenzar democráticamente pero indefectiblemente viran hacia formas autoritarias. En la primera semana del nuevo gobierno de derecha el ministro de Comunicaciones Oscar Aguad ha intervenido los organismos encargados de poner en práctica la Ley de M edios, y ha vaticinado el cierre de programas de televisión opositores al gobierno. Junto a otros gestos preocupantes como el gobernar de espaldas al Congreso, designar jueces con la complicidad del poder judicial que acepta nombramientos “a dedo” sin aprobación del Senado, estamos ya en el borde del terreno dictatorial y, paradójicamente, significa hacer lo que se criticaba. Pensamos en las acusaciones de Macri en su discurso inaugural, cuando afirmó que el país estuvo a punto de caer en un “autoritarismo irreversible” (sic).

La devaluación, el aumento de tarifas, la quita de subsidios (gradual, a partir de enero), son desde una perspectiva humanista, las disposiciones más perjudiciales para el pueblo, ya que tienen una incidencia directa en el bolsillo de los asalariados. Pero no le van a la saga otras de neto corte neoliberal: el endeudamiento para hacer frente a la venta libre de dólares, la quita de las retenciones al trigo, maíz, sorgo, carne y pesca y la reducción de cinco puntos a la soja lo que, unido a la devaluación de la moneda significa millones de dólares para los empresarios del sector agrario.

Sumado a esas, otras medidas como la libre entrada de capitales que vienen a hacer su negocio en el circuito financiero (“golondrinas”), la libre importación de productos que se fabrican en el mercado local, con la consiguiente crisis de las empresas nacionales Pymes y aumento del desempleo, configuran un esquema conocido. Y sufrido. Es que el modelo capitalista, de concentración en unas pocas manos a las que se traslada el grueso de la riqueza, sumergiendo en la pobreza a la mayoría de la población que es la que produce los bienes, es inamovible, fijo. Puede adoptar diversos formatos pero la base es la misma: favorecer a los que más tienen a costa de los que tienen menos.

Una medida preocupante es la llamada “emergencia en seguridad”. Por una parte, por el hecho de que está a cargo de una las figuras más controversiales del gobierno, la ministra Patricia Bullrich y porque se relaciona con uno de los errores que los humanistas criticamos al gobierno de CFK: la ley antiterrorista, actualmente vigente. Con esa norma, Bulrrich puede impedir hasta las reuniones sociales de amigos; más cuando afirmó ayer que “hay hipótesis de conflicto social” para fin de año. Hasta ahora, lo único seguro es que la ministra contará con un presupuesto abultado para lo que sea menester, como comprar armas sofisticadas, radares importados -ignorando los que se fabrican en el país-, movilizar tropas para reprimir conflictos internos y otras aún no difundidas.
Las designaciones de amigos del Presidente en ministerios y organismos claves son un capítulo aparte, pero volveremos en otras notas porque muchas alcanzan perfiles de escándalo y se resisten a cualquier síntesis.

Ayer, a 14 años de la caída del gobierno y la huida en helicóptero del presidente Fernando De la Rúa, se acumulan coincidencias entre las medidas de ese político radical -responsable de las muerte de 39 ciudadanos entre el 19 y 20 de diciembre de 2001- y el actual presidente Mauricio Macri.

Argentina, 10 días después. Parte 3

Los hechos positivos de estos diez días han tenido como protagonistas a la base social, por una parte, y a un sector de corte fascista en su concepción y frecuente comportamiento corporativo, como es el sindicalismo argentino. Las reivindicaciones gremiales -uso la palabra con plena conciencia de su alcance- han sido la característica de este sector en Argentina. Creado desde la cúpula gubernamental –por Juan Domingo Perón, por encargo de un grupo militar que se apropió del Estado- para mantener una conexión con la base social y preservarla del “virus” comunista, los sindicatos han estado vinculados al poder, cualquiera fuera su signo. Ahora, después de haber sido una buena cantidad de gremios oposición al gobierno kirchnerista y apoyo visible a la candidatura de Mauricio Macri, están presionando por una recomposición que cubra la pérdida de valor del salario a raíz de la devaluación y la inflación desatada en el último mes. Al mejor estilo tradicional en Argentina, “piden” un “bono de fin de año”. No es posible esperar de este tipo de sindicalistas un plan de lucha -otro gallo cantó en Córdoba con Tosco, Salamanca, Atilio López, Gregorio Flores en la década del 60- o medidas de alguna profundidad. Pero también cabe recordar que Saúl Ubaldini le propinó 13 paros al gobierno de Raúl Alfonsín y le creó dificultades de gobernabilidad que un presidente menos competente no podrá enfrentar sin represión. Y esta es una puerta que cuando se abre permite ver el infierno.

Imprevisible a dónde puede llevar el reclamo corporativo de los sindicatos, que en estos diez días han progresado aceleradamente hacia la unidad. Por cierto, el sector más duro y progresista, como es la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), se mantiene a una distancia técnica y se confía en que implementará un tipo de oposición que vaya más allá del reclamo salarial. Entendemos que cualquier resistencia al viejo modelo neoliberal será un paso adelante y, aún con sus limitaciones, los trabajadores organizados van a constituir algún freno al proceso de pauperización.

Cuando mencionamos la base social nos estamos refiriendo a agrupaciones defensoras de derechos humanos, asociaciones culturales, jubilados y movimientos sociales representantes de la reserva que constituye la fuerza moral de Argentina.

Una forma de organización que ha surgido en estos diez días es particularmente interesante por su carácter de base, su transversalidad política y su componente mayoritariamente femenino. Mediante redes sociales, grupos de WhatsApp, listas de correo, estas personas se están movilizando por temas -como la defensa de la plena vigencia de la Ley de Medios, que garantiza la libre expresión y la pluralidad de voces- o la defensa de la continuidad del programa político televisivo 678 (defensor del anterior gobierno y actualmente de oposición).”Resistiendo con aguante” es uno de ellos y su modo de agruparse -aún incipiente- es por comunas. La idea es funcionar en Asambleas -una experiencia similar a las que pusimos en práctica en Argentina durante las crisis de los años 2001, 2002 y 2003- pero esta vez con una horizontalidad celosamente defendida por los participantes. En esas reuniones hay muchos jóvenes que nunca participaron en política -la generación post dictadura- chicos de asociaciones kirchneristas -los menos- de la Federación Juvenil Comunista, humanistas, socialistas, libertarios…

Las reuniones comenzaron antes de que asumiera Macri. El primer éxito fue la convocatoria a Plaza de Mayo el día 9 de diciembre para despedir y arropar a la Presidente Cristina Fernández en su último día de gobierno. Hoy según hemos visto en el llamado a defender la Ley de Medios en la Plaza de los Dos Congresos el día 17 mantienen su ritmo y están creciendo. Como decíamos los humanistas en algún momento de nuestra corta historia: “es el pueblo que se está organizando”.

 

Por Venezuela Contra Macri

Los últimos días de noviembre el Grupo de Trabajo del Foro de San Pablo se ha pronunciado contra el exabrupto de Mauricio Macri, presidente electo de la Argentina, quien amenaza con solicitar la exclusión de Venezuela del MERCOSUR por “antidemocrática”. Desopilante, pero es de conocimiento público.

No cabe duda -atendiendo a conductas y manifestaciones precedentes- de que esta maniobra publicitaria -replicada por la prensa internacional- apunta a restar legitimidad a las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre en la República Bolivariana. Es, también y aunque nos pese como argentinos, una injerencia en los asuntos internos de un país hermano, consistente con el alineamiento a la política de Washington que Mauricio Macri pretende instalar en los próximos cuatro años.

Difundimos a continuación, en forma textual, el escrito del Foro de San Pablo.

“DECLARACIÓN SOBRE EL ANUNCIO DE MAURICIO MACRI PIDIENDO SANCIONES CONTRA VENEZUELA EN EL MERCOSUR

“El Grupo de Trabajo del Foro de São Paulo, reunido en la ciudad de Quito el 26 y 27 de noviembre de 2015, rechaza las declaraciones del presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, quien pide sanciones contra Venezuela en el MERCOSUR.

“!1) Es pública y notoria la trayectoria democrática de la República Bolivariana de Venezuela: se han llevado a cabo innumerables elecciones y consultas populares -como las reformas constitucionales, elecciones presidenciales, de gobernadores y municipales, referéndum revocatorio- que fueron evaluadas como transparentes y consideradas como las mejores del mundo por varias instituciones internacionales, incluyendo la estadounidense Fundación Carter.

“2) Consideramos que con esta postura se pretende incidir sobre las elecciones legislativas previstas para el próximo 6 de diciembre en Venezuela, lo cual representa una injerencia indebida en la campaña electoral y un irrespeto a la soberanía del pueblo venezolano, poniendo claramente de manifiesto una predisposición contraria a la Revolución Bolivariana y al gobierno del presidente Nicolás Maduro, alineada con la estrategia de desestabilización que se impulsa desde Washington.

“3) La aplicación de la “Cláusula Democrática” del MERCOSUR refiere a las violaciones a la estabilidad institucional y a los golpes de Estado en los países miembros y no a la intromisión en sus asuntos internos. En este caso, los verdaderos golpistas son los aliados políticos de Mauricio Macri, varios de ellos debidamente procesados y condenados por los tribunales ordinarios venezolanos.

“4) El siglo XXI en nuestra región latinoamericana y caribeña está marcado por el espíritu de unidad e integración, con la construcción y fortalecimiento de instituciones como CELAC, UNASUR, ALBA, MERCOSUR, SICA y CARICOM espacios para el encuentro político, solución pacífica de controversias y la cooperación solidaria para alcanzar el desarrollo con justicia social.

“Aspiramos a que los jefes y jefas de Estado del MERCOSUR se pronuncien una vez más a favor de la integración regional y en defensa de la soberanía y autodeterminación de los pueblos.”